top of page

Pezones planos o invertidos ¿Es posible la lactancia?

Identificar el tipo de pezón puede resultar útil para establecer algunas estrategias para las primeras horas de nacido del bebé y asegurar un buen comienzo de la lactancia.




Los pezones planos o invertidos no impiden en absoluto una lactancia exitosa. Los bebés aprenden a mamar sea cual sea el tipo de pezón. A veces sí puede llevar un poco más de tiempo o aplicar algunas técnicas que ayuden al bebé a tomarlo.


Algunos puntos clave para tener en cuenta:

  • No está demostrado que los tratamientos durante el embarazo sean eficaces. De hecho, el uso de formadores del pezón o la práctica de algunos ejercicios pueden dañar la piel de la mujer y tener un efecto negativo en el comienzo de la lactancia.

  • Se recomienda que el bebé sea colocado piel con piel junto a su madre apenas nazca y se favorezca esta posición el mayor tiempo posible. Muchos bebés encuentran el pezón por sí mismos luego del nacimiento y no necesitan ayuda para prenderse correctamente.

  • En caso de que sea necesario, se recomienda que un asesor de lactancia certificado apoye a la mujer a colocar adecuadamente al bebé a pecho. La mujer puede probar diferentes posiciones y encontrar aquella que le resulte más cómoda para ambos.

  • Se debe evitar el uso de chupetes y biberones hasta que la lactancia esté establecida. Estos no favorecen la apertura de la boca y dificultan que el bebé aprenda a prenderse del pezón plano o invertido.

Un ambiente cómodo y relajado durante las primeras horas de vida es la mejor intervención para una mujer con pezón plano o invertido. Que la mujer sienta la confianza de que puede dar de mamar y tenga paciencia para brindarle al bebé el tiempo necesario para conseguirlo.


Puedes encontrar más información en el libro Dar de mamar. Manual práctico de lactancia materna.


Comments


Buscar por categorías
Publicaciones recientes
bottom of page