No soy una super mamá

Les confieso que con frecuencia pienso en mis vecinos, principalmente cuando me desbordo con rezongos sin sentido, o cuando grito: “¡¡Lucía, hablá más bajo!!” Algunos de ellos saben que soy psicóloga y que escribo sobre maternidad/paternidad y crianza. Deben de pensar que tengo algunos tornillos para ajustar.

Pero, seamos sinceros, que levante la mano esa madre perfecta, la reencarnación del “Dalai Lama”, porque al momento no la he conocido.

Nuestra cultura ha promovido durante muchos años la idea de la “super madre”, quien todo lo puede y deja todo por sus hijos. Se vincula la idea de “maternidad” con “sacrificio”, “paciencia” y un amor casi sobrenatural. Por contrapartida, se pone al padre en un lugar de inutilidad. “Él no sabe”, “Él no puede”. O la idea de que papá es el divertido, y mamá es la responsable.

Los chistes populares suelen ser la mejor muestra de los valores en una cultura.






Tenemos esta idea de que para ser buenas madres tenemos que poder estar en todo y hacer de todo: cocinar orgánico, tener la casa impecable, los juguetes en orden (clasificados, y si usamos el método Waldorf mejor), criar de forma positiva, sin gritar y mantener la calma. Claro que, además, trabajar, salir con amigas y hacer gimnasia.

Y, ¿en qué lugar queda el varón?

Si la madre es quien sabe y puede hacer todo bien. ¿Qué hace el padre?

¿Cuantas veces las mujeres terminamos el día absolutamente agotadas, de mal humor e irritables?

Y ese día, cuando elegimos ser “malas madres” y en vez de cocinar casero para la merienda de la escuela compramos unas galletas en el supermercado… me van a decir que junto a las galletas, ¿no se llevan una buena carga de culpa?

Entiendo que la mejor manera de resolver estas idealizaciones es explicitándolas. Veamos que mucho de lo que hacemos responde a un mandato social de lo que “debe ser”. Esa idea de qué significa ser madre/padre en nuestras cabezas y para la sociedad. Pero, ¿qué madre/padre quieres ser tú?

Apostemos hacia crianzas compartidas, derrumbando estos roles estáticos de mujeres superheroínas, para pasar a ser madres y padres responsables, que hacen lo mejor que pueden para el presente y futuro de sus hijos.






¿Buscas un tema en particular?
Buscar por categorías
¿Tienes alguna pregunta?
¿Quieres agendar una entrevista?

contacto@claudialopez.uy

©  2020 por Claudia López Rodríguez

Todos los derechos reservados.

Montevideo, Uruguay

  • Icono social LinkedIn
  • Icono social Instagram
  • Facebook icono social
Consultora de lactancia Uruguay