top of page

Destete nocturno. ¿Una solución o nuevos problemas?



La lactancia puede representar una tarea demandante para la mujer, requiriendo su disponibilidad y presencia para ofrecer el pecho durante muchos meses. Este compromiso se intensifica durante las noches, especialmente si el bebé necesita despertarse con frecuencia.


La idea de eliminar las tomas nocturnas puede parecer tentadora para liberar a la mujer de esta demanda y ayudar al bebé a dormir mejor. Sin embargo, ¿es realmente así?


¿Qué sucede durante la lactancia nocturna?

La verdad es que no tenemos una comprensión definitiva de las funciones de las tomas nocturnas en el desarrollo y el sueño infantil. Lo que sí sabemos es que durante la lactancia nocturna, se desencadenan diversos mecanismos que afectan tanto al cuerpo y cerebro del bebé como a la mujer. Por ejemplo, la lactancia estimula la liberación de prolactina en la mujer, lo que promueve la relajación y facilita conciliar el sueño.


Para el bebé, la leche materna proporciona hormonas como la melatonina y el triptófano, que influyen en la calidad del sueño. Se ha observado que los bebés que se alimentan durante la noche tienen un patrón de sueño más complejo y profundo en comparación con aquellos que no lo hacen.


Entonces, ¿qué significa esto? Aunque no entendamos completamente el complejo mecanismo detrás de la lactancia nocturna desde un punto de vista científico, podemos inferir que no es una acción sin consecuencias. La naturaleza la diseñó por alguna razón. Además, es importante reconocer que algunos bebés la necesitan más que otros.


Validar el cansancio de la mujer y encontrar la causa de los despertares

Es válido reconocer el cansancio de la mujer y su deseo de reducir o eliminar las tomas nocturnas si así lo necesita. Sin embargo, la pregunta crucial es: ¿por qué el bebé necesita alimentarse con tanta frecuencia durante la madrugada? Eliminar las tomas podría no abordar la causa subyacente, lo que podría resultar en que el bebé siga despertándose con la misma regularidad. En este caso, sin poder recurrir al pecho para calmarlo, se requerirán otras estrategias.


Es esencial evaluar si estas alternativas son viables y efectivas. Por ejemplo, si una mujer decide destetar durante la noche y acuerda con su pareja que esta se encargue de calmar al bebé sin el pecho materno, es importante considerar si el bebé acepta a la persona que lo consuela durante la madrugada y si se duerme sin problemas durante el día.


A veces, al intentar resolver un problema, podemos crear uno nuevo, lo que aumenta la frustración y el cansancio. Por lo tanto, ¿recomendaría el destete nocturno? No sin una evaluación exhaustiva. Es crucial considerar las necesidades integrales del bebé y su familia, incluyendo su rutina diaria, patrones de sueño y el papel que juega la lactancia en su regulación emocional. La edad y el desarrollo del bebé también son factores clave para tomar esta decisión.

Es importante recordar que, siempre que sea posible, se recomienda mantener la lactancia hasta los dos años. Las tomas nocturnas desempeñan un papel clave en mantener la producción de leche. Por lo tanto, al destetar durante la noche, es probable que se produzca un destete completo en las semanas siguientes.


En resumen:

La decisión de destetar por la noche debe ser individualizada, considerando las necesidades del bebé, la dinámica familiar y el impacto en la lactancia materna. No hay una respuesta única, y la evaluación integral es clave para encontrar un camino adecuado para cada familia.


Recuerda:

  • La lactancia nocturna es una danza entre la mujer y su bebé, con beneficios para ambos.

  • Eliminar las tomas nocturnas no siempre es la solución mágica y puede generar nuevos desafíos.

  • Prioriza la evaluación integral antes de tomar una decisión.

  • La comunicación y el apoyo familiar son fundamentales en este proceso.


Lic. Claudia López. IBCLC





Kommentare


Buscar por categorías
Publicaciones recientes
bottom of page