¿Mi bebé puede ver la televisión o usar el celular?



Si bien muchos de los efectos del mundo virtual sobre los niños en desarrollo se encuentran aún en estudio, existen ya diversas conclusiones. Hoy sabemos que la exposición del cerebro del bebé o niño pequeño a un bombardeo de estímulos de gran velocidad e intensidad requiere, sin dudas, muchas precauciones.


Las pantallas como la televisión, el celular, la "tablet" y la computadora se componen de miles de estímulos sensoriales transmitidos en forma de luz, sonidos y colores, que cambian en milésimas de segundos. Esto es llamado hiperestimulación, es decir, muchos estímulos que se dan al mismo tiempo y que el cerebro necesita recibir, integrar y darles sentido.

Hay algo que es cierto: no hay como darle un dispositivo electrónico a un niño, y este se calma.


Pero, ¿a qué se debe la calma momentánea?


El cerebro recibe tanta, pero tanta información al mismo tiempo que no tiene otra opción que concentrar su atención en ella.


El hecho de ver a los pequeños quietos frente al dispositivo y absortos en su contenido no significa que en su interior se presente la misma tranquilidad. Por el contrario, sus conexiones neuronales estarán en un gran alboroto, tratando de comprender qué será toda aquella información.

Cuando esta exposición a las pantallas se da de forma frecuente, el cerebro se entrena en la inmediatez. Toco un botón y el aparato enciende. Presiono sobre la cara del gato animado y habla. Sabemos que las redes neuronales en crecimiento se entrenarán en esta velocidad de estímulos, afectando los tiempos de espera necesarios para el aprendizaje y para el control de los impulsos.

Las pantallas nos alejan de la riqueza multisensorial y de la posibilidad de llenar nuestra experiencia con emoción y contenido. La exposición en solitario puede tornarse rápidamente en una actividad estereotipada y compulsiva. Si a esto le agregamos contenidos violentos o inapropiados para la edad de desarrollo, lejos estamos de promover actitudes sociales que favorezcan la empatía de nuestros niños.


El dispositivo electrónico nunca pondrá un límite, siempre seguirá funcionando y adaptándose a lo que solicita el pequeño. Pero cuando el niño interactúa con un “otro”, sí existirán innumerables límites que irán marcando el proceso del juego. No solo no hay inmediatez, sino que para conseguir lo que se desea es preciso generar diversas estrategias: de negociación, interacción y comunicación. Será en estos momentos de interacción que se fundarán las bases de la comunicación futura, la capacidad de respetar los tiempos del otro y sostener la frustración de no conseguir lo que se desea de forma inmediata.


Por otro lado, no podemos desconocer los beneficios del uso de la tecnología en niños, por ejemplo, colabora en reducir brechas sociales y económicas.[1] Estas nuevas herramientas nos ofrecen oportunidades y avances impensados en la antigüedad. El desafío reside en realizar un uso adecuado y conocer los aspectos perjudiciales de aquella durante los primeros años de vida.



Recomendaciones:

  • Existe consenso científico en desaconsejar el uso de pantallas en niños menores de 2 años.[2]

  • Luego se recomienda mostrar contenido digital de alta calidad, preferentemente acompañado por un adulto que promueva el diálogo y el discernimiento.

  • Entre los 2 y 5 años, las recomendaciones refieren a un máximo de una hora al día.[3]


[1] Unicef (2017). Estado mundial de la infancia 2017. Niños en un mundo digital. Resumen. Nueva York: División Comunicaciones Unicef. Disponible en: ‹https://www.unicef.org/peru/spanish/Estado_Mundial_de_la_Infancia_2017._Ninos_y_ninas_en_un_mundo_digital._Resumen_Ejecutivo_-_UNICEF.PDF›. [2] Rodríguez Sánchez, A. (2012). Los niños menores de tres años y la televisión. Perspectivas de investigación y debate (1999-2010). Bogotá, Colombia: Ministerio de Cultura. [3] American Academy of Pediatrics (2018). “Los niños y la tecnología: consejos para los padres en la era digital”. Disponible en: ‹https://www.healthychildren.org/spanish/family-life/media/paginas/tips-for-parents-digital-age.aspx›.

165 vistas

contacto@claudialopez.uy

©  2020 por Claudia López Rodríguez

Todos los derechos reservados.

Montevideo, Uruguay

  • Icono social LinkedIn
  • Icono social Instagram
  • Facebook icono social
Consultora de lactancia Uruguay