¿40 semanas? El nacimiento tiene su propio momento.

Actualizado: 19 de may de 2019


Sin darnos cuenta, hemos colocado en el nacimiento los mismos valores culturales que nos caracterizan: tecnología, inmediatez, medicalización, ausencia de dolor y la medicina en un lugar protagónico. Olvidando así que el nacimiento es un proceso fisiológico, es decir que se va a dar naturalmente… quiera o no quiera la mujer embarazada, en el momento adecuado su bebé va a nacer. Y este proceso está determinado por la naturaleza, nuestro cuerpo sabe qué hacer. No sólo la mujer PUEDE parir… la mujer SABE parir. Pero también el bebé tiene un rol activo, él SABE nacer.



Soy partidaria de los puntos intermedios, de encontrar equilibrios. Aplaudo los avances científicos y aquellas intervenciones que salvan vidas. Pensar en un nacimiento respetado, no implica olvidar todo lo aprendido en estos años y el conocimiento que la ciencia ha brindado. Pero en este proceso se ha estandarizado, se ha normalizado una experiencia que es tan única como cada mujer y cada bebé.



Los procesos fisiológicos del cuerpo son procesos que conviene no ser alterados, hay muchos elementos combinados y coordinados que determinarán su devenir. Por ejemplo, si el trabajo de parto se da sin intervenciones, el mismo cuerpo regulará la frecuencia, duración e intensidad de las contracciones y serán una guía para la mujer de cómo debe moverse y colocarse para para facilitar el parto.


Cada pequeño tendrá un desarrollo individual dentro del vientre de su madre, lo que hace incalculable conocer el momento exacto en el que decidirá nacer. En el año 2013 se presentó una investigación que encontró una variabilidad de hasta 5 semanas en la fecha de nacimiento. Únicamente el 4% de las mujeres dan a luz en la fecha probable de parto que se calcula al inicio del embarazo… sólo el 4%. Este es un dato muy importante que toda mujer debe conocer. La fecha que se le brinda como probabilidad de nacer, es una estimación, puede ser antes como después.



Quienes trabajamos en lactancia observamos diariamente las características de maduración en los bebés, principalmente en lo que refiere a la capacidad de succionar, deglutir y tragar. Este es un proceso avanzando y complejo. Cuando se respetan los tiempos del bebé al nacer, vemos que la lactancia suele suceder con mayor facilidad.


Apurar el nacimiento puede conllevar dificultades asociadas, no sólo en la lactancia, sino a todos los sistemas necesarios que regulan la supervivencia del bebé.


Recordemos que, en definitiva, somos mamíferos. Bienvenido el avance científico, bienvenido el apoyo y la contención de la medicina. Pero sepamos que la naturaleza diseñó el embarazo y nacimiento dese el inicio de los tiempos. Resguardemos sus tiempos y junto a los avances, podremos ver los grandes beneficios de un nacimiento respetado.


#Nacimiento

0 vistas

contacto@claudialopez.uy

©  2020 por Claudia López Rodríguez

Todos los derechos reservados.

Montevideo, Uruguay

  • Icono social LinkedIn
  • Icono social Instagram
  • Facebook icono social
Consultora de lactancia Uruguay